Lenguaje con perspectiva de género para periodistas

En este artículo se recogen unas pautas básicas para comunicar desde una perspectiva de género. Me he tomado la libertad de crearlo, tras observar a diario como muchos medios de comunicación siguen preservando la desigualdad de género.

Mi pretensión es que todas las personas puedan hacer uso de estas reglas y aplicarlo en su vida. Destinado principalmente a periodistas debido a su compromiso con la sociedad y a ser el reflejo de ésta, pero sin excluir a nadie. Cada persona tiene algo valioso que aportar a la sociedad.

El primer paso es entender la información

Para tener una visión completa de la información busca siempre que puedas datos desagregados según sexo. Esto te ayudará a tener una visión más cercana a la realidad y a entender cómo se involucran ambos sexos en el proceso de transformación de roles, relaciones y procesos socialmente establecidos.

Es la mejor manera de detectar las desigualdades y de plantearte el por qué se dan. Además, es una oportunidad para descubrir y trabajar nuevos contenidos.

Hazte preguntas: ¿Cómo es la normativa al respecto? ¿Es una desigualdad social? ¿En qué afecta a la economía?

Este tema daría para un libro, pero el objeto de este post es ayudar a comunicar con un lenguaje inclusivo.

Lenguaje no sexista

El lenguaje en sí mismo no es sexista, es sexista el uso que hacemos de él.

Lenguaje no sexista

No excluir por género

Usa palabras y perífrasis que no excluyan por género. Hablar en términos masculinos universales no es suficiente ni válido para describir la diversidad de mujeres y hombres que existe.

Hay muchas opciones para englobar a todas las personas en una frase. Y como última opción siempre puede recurrirse a usar la dobles formas: niños y niñas, alumnos y alumnas, etc. Las dobles formas son consideradas como una repetición, sin embargo, la repetición sería el uso de un mismo término y las dobles formas hacen referencia a dos términos que engloban a grupos distintos.

Vale, puedes pensar que la palabra “niños” ya engloba a ambos sexos. Te voy a proponer un acertijo:

Un padre y su hijo viajan en coche y tienen un accidente grave. El padre muere y al hijo se lo llevan al hospital porque necesita una compleja operación de emergencia, para la que llaman a una eminencia médica. Pero cuando entra en el quirófano dice: «No puedo operarlo, es mi hijo». ¿Cómo se explica esto?

 

Cuando nos referimos a un grupo de personas en masculino solemos pensar en que son hombres, al menos la mayoría de ellos. También en ciertas profesiones consideradas de hombres, nuestra mente piensa en un hombre ocupando el cargo sistemáticamente, aunque seamos conscientes de que hay mujeres dedicadas a ello. “Eminencia médica” sistemáticamente se piensa en un hombre, pero esa eminencia médica es una mujer. La madre no puede operarle porque es su hijo.

Puede que no hayas pensado en un hombre o que ya supieras la respuesta de antes. Pero la mayoría de personas sí han pensado que era un hombre. Este acertijo saca a la luz los prejuicios que sin querer todos y todas tenemos. Y el lenguaje contribuye a ello.

Si nos centramos en las profesiones, hay unas que se atribuyen directamente a los hombres (médico, político…) y otras a las mujeres (enfermera, azafata…). Y añadir que utilizar el femenino en las profesiones está bien, la RAE ya lo ha aceptado: médico/médica, juez/jueza, abogado/abogada.

“España necesita 131.000 enfermeras” El periódico de Aragón
“Profesores, padres y sanitarios reclaman que haya enfermera en los colegios” 20 minutos

Se defiende que el masculino es genérico para ambos sexos, pero se usa el femenino para representar profesiones consideradas de mujeres.

En el caso del segundo titular, una alternativa podría ser: “El profesorado, padres, madres y profesionales de la salud reclaman que haya una persona de enfermería en los colegios”.

  • Usa genéricos: los adolescentes/la adolescencia, los jóvenes/la juventud, trabajadores/personal, amigos/amistades, ciudadanos/ciudadanía, director/dirección, los políticos/clase política, todos sabemos/todo el mundo sabe, etc. 
  • ¿Te parece muy largo el titular? Entonces utiliza el se. “Se reclama personal de enfermería para los colegios”. Otros ejemplos: Los trabajadores recibirán un aumento/Se dará un aumento salarial, Agricultores reciben subsidios del gobierno/Se dan subsidios a quienes viven de la agricultura.
  • Se dan subsidios a quienes…”, utilización de los pronombres relativos “quien” y “cual”: los inmigrantes/quienes emigran.
  • Des-articulación: unos 30 niños/30 niños y niñas, unos policías/policías, he quedado con unos colegas del trabajo/he quedado con colegas del trabajo.

Como ya has visto hay alternativas a las dobles formas y de no haberlas, no pasa nada por usarlas.

Regla de la inversión

Invierte la frase a su género contrario. Cambia la frase de lo femenino a lo masculino y viceversa. Seguramente muchas frases jamás las usarías a la inversa.

«Irene Montero, cómo conquistó a Pablo Iglesias» Tiempo

A la inversa: «Pablo Iglesias, cómo conquistó a Irene Montero»

«La nueva figura de Susana Díaz tras hacer dieta de verano» ABC de Sevilla
«Susana Díaz se quita kilos de encima con su dieta anti-Sánchez» El Español

¿Te suena bien en masculino?

«¿Deben las mujeres sin hijos asumir las horas extras de trabajo de aquellas que tienen reducción de jornada?» El País

«¿Deben los hombres sin hijos asumir las horas extras de trabajo de aquellos que tienen reducción de jornada?»

«La nueva Presidenta del Congreso de los Diputados tiene cuatro trajes que repite constantemente en los actos oficiales» El Español

«El nuevo Presidente…»

«Cifuentes se hace la rubia con las cuentas del PP» El País

«Trump se hace el rubio con las cuentas de su partido»

«Uma Thurman, pillada sin maquillaje y con canas de ríe de los fotógrafos» 20minutos

Atribuir cualidades

Acompañar las noticias de mujeres con adjetivos, descripciones y metáforas donde son estereotipadas por su apariencia física y cualidades que se alejan de lo realmente importante, desviando la atención a cuestiones secundarias. En el mundo del deporte hay ejemplos muy claros, pero se ve en todos los ámbitos (política, cine…). 

Titular: «Paola Pliego, la sexy esgrimista mexicana que tiene una figura escultural»
Subtítulo: «La deportista aún no sabe si podrá participar en los Juegos Olímpicos por verse envuelta en un escándalo con un doping positivo».
Toda pasión

El titular no aporta información, es sexista y lo importante está en el subtítulo.

«Y hasta se ha echado novio» El Mundo

Dicen de Carolina Marín jugadora de bádminton, ¿te imaginas hablando así de un deportista?

«El mundo podría perderse la belleza y sensualidad de Paola Pliego» Récord 

Claro, su talento es lo menos importante.

“Lydia Valentín, una Hércules con maquillaje” ABC
“Mide 170 centímetros y pesa 98 kilos. Una portera de balonmano sin complejos en Río 2016” Huffington Post
«Ciclón Bouchard: victoria 6-0 y 6-4 con un atrevido modelito» AS
«Le destrozaron su bonita cara, pero ella continuó jugando» AS
«La <<puta y mal follada>> de la CUP dice que los hijos deben criarse en tribus» Periodista Digital

Relación de pertenencia

Se debe huir de tratar a las mujeres por su parentesco (madre de, hija de, novia de, etc.) dejando a un lado su profesionalidad -que es realmente la noticia-.

«La esposa del vicepresidente brasileño roba protagonismo a la investidura por sus vestimentas» El Mundo
«Marcela Topor, la hembra rumana del president catalán» Alerta Digital
«Imanol Arias pasea a su novia (y jovencísima) novia por Málaga» Vanninatis
«La mujer de George Clooney defenderá a unos periodistas detenidos en Birmania» 20minutos

La primera de/en

Es importante que los medios de comunicación reflejen los pasos que se van dando hacia delante. Pero hay que tratarlo con naturalidad, como algo normal, porque si cada vez que una mujer ocupa un puesto de poder “el de un hombre” se habla de “la primera mujer en…” el protagonismo de la noticia es que es la primera mujer en llegas ahí y no la profesionalidad que le ha llevado ahí. Si siempre hablamos de la primera vez, volvemos al principio como si no se hubiese conseguido nada. 

Mujer

Se habla de “mujer” para referirse en general cuando existe una pluralidad de mujeres y no todas están en el mismo bloque. Sobre todo noticias específicas para ellas “sección de la mujer”. 

Además, en la mayoría de temas y sectores existe lo general orientado para los hombres y una parte específica para las mujeres, otro ejemplo son las páginas porno donde encontramos entre las categorías «porno para mujeres».

Este apartado me daría para otro tema.

Restar importancia

También se suele restar importancia a las mujeres para dársela a los hombres. 

“Un hombre se tira desde una azotea tras apuñalar a su mujer” La Razón
“David Bisbal, protagonista de la semifinal de gimnasia rítmica” AS

Parece más importante un cantante que la semifinal o un hombre que se suicida que la víctima.

«La Cifuentes más natural y divertida, tras las cámaras de cuatro antes de verse con Risto» Mediaset

«La» dirigiéndose a la presidenta es ningunear su cargo. «El Rajoy» suena fatal ¿verdad? o «antes de verse con el Risto».

Uso de la «x»

En internet cada vez más personas se suman a usar la “x”: todxs, nosotrxs, muchxs… No sirve para la comunicación oral pero se adapta a formatos exigidos por Twitter, por ejemplo, donde existe un número limitado de caracteres.

Está claro que el lenguaje conforma cómo vemos la realidad y es una parte muy importante de la desigualdad de género. Por eso he visto necesario escribir este artículo para animar a la lectura, a jugar a las frases inversas y a desaprender para volver a aprender.

 

El mayor consejo que te doy es que revises, leas y releeas.

 

Dejo más ejemplos de titulares sexistas que demuestran que el lenguaje es una herramienta para invisibilizar y culpar a las mujeres mientras resta culpa a los hombres y les atribuye méritos.

«Vikings, una mujer con el coraje de un hombre que lucha sin miedo» Sensacine

El coraje solo es de hombres.

«La acosada que no pidió ayuda» El mundo

Se culpabiliza a la víctima.

«Multa por llamar de madrugada a una mujer para cantarle canciones de amor» Diario de Mallorca

Mostrar el acoso como un acto seductor.

«Drogaban a las gogós para tener relaciones sexuales» Diario de Mallorca

Violar no es lo mismo que tener relaciones sexuales consensuadas.

«Tres mujeres se sumaron este fin de semana a la lista de asesinadas por violencia de género en España» El País

Como si fuera su decisión.

«Las mujeres que han terminado con la carrera de Harvey Weinstein» El Español
«Ramón Laso, el psicópata que mataba por amor» El País

Confraternizando con el culpable.

«Villacís, la candidata más atractiva. Carmena no aparece en el ranking» La Gaceta

Encuesta sobre la belleza de las políticas, como si ser más guapa fuera lo más importante de su vida profesional.

«El escote de María le cuesta dos meses de empleo y sueldo a un profesor gallego» El Confidencial

María ¿qué te costaba ir sin escote? La que has liado por ir provocando…

«Una mujer policía en bikini detuvo a un ladrón de celulares» La Nación

Con lo fácil que es decir: Mikaele Kellner, policía de Estocolmo, detuvo a un ladrón en su día libre.

«El joven que tocaba el piano (y descuartizó a su novia)» Emeequis

Más importante que tocase el piano que la víctima.

«Anna Gabriel se vuelve a dejar el flequillo libre para reunirse con un experto en colonialismo» OKdiario
«La limpieza doméstica daña los pulmones de las mujeres más que fumar un paquete al día» Código nuevo
«Las mujeres de Podemos parecen haber sido elegidas de relleno por los machos alfa» Rambla Libre

Y un largo etcétera.

Entradas creadas 25

2 pensamientos en “Lenguaje con perspectiva de género para periodistas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Entradas relacionadas

Comienza escribiendo tu búsqueda y pulsa enter para buscar. Presiona ESC para cancelar.

Volver arriba