Roma, la ciudad eterna

Roma es conocida desde tiempos inmemorables como el centro del mundo, ya que ha sido el cruce de caminos del poder, la riqueza y la cultura durante siglos, hasta mucho después de la caída del Imperio romano. Hoy su influencia internacional es menor pero la belleza y fascinación de sus atractivos sobreviven a pesar de las dificultades de la vida moderna.

Es de las pocas ciudades del mundo que ha sido habitada durante los últimos 2.700 años y, aunque los siglos han pasado, la influencia de su antiguo patrimonio es la clave para entender su desarrollo. Su belleza no es contemporánea puesto que las dos influencias mayores de su patrimonio artístico fueron el Imperio romano y el papado, ambos han dejado una huella imborrable en la ciudad.

Qué hay que saber para entender la Roma actual

En este punto quiero explicarte por qué Roma es como es hoy en día y responderte a lo que seguramente te llamará la atención cuando la visites o te llamó si ya viajaste a ella.

Roma es una lasaña

La singularidad de Roma reside no sólo en la gran cantidad de años de historia que recoge sino en cómo se han ido estableciendo las construcciones a lo largo del tiempo. Roma bien podría compararse a una lasaña, te cuento por qué. Hace siglos cuando en Roma querían edificar en terrenos con construcciones previas, demolían estas construcciones, retiraban los escombros y edificaban lo nuevo. Sin embargo, se dieron cuenta que les salía más caro demoler y retirar escombros que construir sobre lo que ya había. De esta manera asentaban bases sobre edificios ya existentes y sobre estos construían, de tal manera que la ciudad de Roma está construida sobre las antiguas ciudades. La altura de Roma es muy superior al nivel que estaba cuando se asentaron poblaciones por primera vez. Es por eso que hay que descender del nivel actual en muchos museos.

Al caminar por Roma hay que ser consciente de que debajo de los pies hay maravillas ya descubiertas o no. Otra forma de entender esta altura por capas es asomarse a cualquiera de sus puentes, vislumbrar el nivel del río y compararlo con el nuestro.

La inscripción SPQR (abreviatura de «Senado y Pueblo Romano») que puede verse en las tapas de muchas alcantarillas es un recordatorio de su perdurable pasado.

Río Tíber, su eterno enemigo

Sus construcciones también están influenciadas por el Río Tíber que ha traído de cabeza a los romanos durante siglos, bien por sus desbordamientos, por la inestabilidad del terreno u otras razones. Si nos centramos en la inestabilidad del terreno y le sumamos la construcción en lasaña de Roma, nos encontramos con un suelo totalmente irregular, es por esto que el suelo de toda la ciudad es de piedra, formado por adoquines llamados san pietrini en honor al Papa San Pedro. No es una ciudad para llevar tacones y aún con calzado cómodo tropezarás con ellos no una ni dos veces. Entre cada san pietrini hay como medio o un centímetro de distancia y además algunos están más hundidos, otros más salidos…

También es común ver boquetes bastante grandes por las calles porque se han roto y muchos de estos boquetes tienen grandes profundidades por la manera en que Roma está construida. Es normal que esté suelo se rompa puesto que cuando se instauró por toda la ciudad no existían los ritmos ni la industralización de la vida actual. Nadie pensó en el peso de autobuses, tranvías, coches, etc.

El río al desbordarse se ha llevado consigo en multitud de ocasiones las bases sobre las que se querían asentar nuevas construcciones. Es por esto que en muchos edificios debían de construir una gran base con un grosor considerable para que las construcciones no se vinieran abajo. En estas bases se hacían escaleras, de tal manera que subían el nivel del edificio y era accesible.

Agua por todas partes

Una de las cosas que más me llamó la atención de Roma es la cantidad de fuentes que existen por toda la ciudad. Es de agrado, sobre todo si se visita en temporadas de calor, poder beber agua fresquita y llenar botellas en cualquier momento. Pero lo más curioso es que el agua de estas fuentes nunca deja de salir, no hay botones para presionar y que salga el agua, es continuo. Pensarás que vaya desperdicio de agua y en realidad lo es, pero de no ser así la ciudad de Roma se hundiría. Y no, no estoy siendo dramática, esto es real.

Bajo el suelo existen bolsas de agua subterráneas que hacen que la estabilidad de Roma se desmorone, la solución a esto es poner sobre estas bolsas de agua fuentes que saquen el agua suficiente para que no ocurra una desgracia. Es por esto que el agua tiene que estar fluyendo continuamente y es una pena porque todo el agua que sale se desperdicia. Además, la mayoría de los romanos no saben que esto es así, que las fuentes y el agua están protegiendo sus hogares y el suelo que pisan.

Como dato curioso, muchas de las fuentes tienen truco, si taponas con el dedo el agujero por donde sale el agua, esta se desvía y sale por una agujero que está en la parte de arriba del grifo. De esta forma no te mojas y bebes más cómodamente porque el chorro sale hacia arriba. Dependiendo de la intensidad con la que tapones el agujero, puedes controlar la altura del chorro. 

Arte

Roma está repleta de arte en cada esquina. Principalmente encontrarás el arte romano que estuvo al servicio del imperio durante varios siglos y cuyas raíces está en diversas influencias, principalmente en el mundo etrusco y griego. Además, escondidos por roma encontramos cuadros y esculturas de artistas famosos (muchos pueden verse gratis) como Miguel Ángel, Rafael o Caravaggio. Roma, también, está marcada por la legendaria rivalidad entre Bernini y Borromini.

Es conocido que las construcciones romanas estaban revestidas de mármol, pero en épocas de escasez económica se retiró el mármol de viejas edificaciones para formar parte de las más nuevas. De esta forma en Roma pueden observarse monumentos al desnudo, como por ejemplo el Partenón.

Edificio al desnudo
Edificio al desnudo, sin mármol

Leyes de mantenimiento histórico

He querido indagar un poco sobre las leyes actuales en la ciudad de Roma, pero me ha sido imposible ya que al buscar cualquier referencia actual siempre encontraba las leyes de la antigua Roma, la Ley de las XII Tablas o el Derecho Romano. Un odisea, vamos.

Como concepto general digamos que en Roma no se invierte el dinero suficiente en el mantenimiento de todos los monumentos, teniendo en cuenta que para mantener la gran riqueza de Roma se necesitan ingestas sumas de dinero. Además, la corrupción que existe en Roma es mayor que en España, y a esto hay que sumarle el tema de las mafias.

Las leyes para la restauración y construcción en Roma son muy estrictas, puesto que se pretende que haya las menos modificaciones posibles de la apariencia actual por parte de los habitantes y que toda la ciudad mantenga los mismos tonos y tipos de modificaciones. Para darse cuenta de esto, por ejemplo, basta con mirar la altura de los bloques de pisos y apreciar que ninguno pasa de cierta altura. En Roma no encontrarás rascacielos.

Con el auge del turismo se abrieron nuevos bares. Un ejemplo claro es el Barrio de Tratévere, el cual se ha hecho famoso en los últimos años y debido al gran paso de turistas por la zona, los vecinos abrieron restaurantes y tiendas. Los restaurantes están abiertos en lo que eran casas y viviendas y aunque creamos que desde fuera podemos ver la amplitud del bar, es erróneo. Nos sorprendemos de lo grandes que son una vez dentro o de su distribución, los restaurantes tienen diferentes niveles bajo el nivel del suelo, esto se debe una vez más a las capas en las que se asienta la ciudad romana. Además, al haber sido casas es curioso como los comedores se compartimentan en diferentes salas, al final eran las habitaciones. Con las reformas que se hicieron para adaptar las viviendas en restaurantes, muchos propietarios se toparon con construcciones antiguas, como arcos por ejemplo. El problema viene en que al descubrirse algo de valor en la vivienda en Roma al propietario le sale caro en cuestión de dinero, impuestos… es por eso que muchos optaron por callarse y tapar estas maravillas con muros para que no fueran visibles.

Es triste porque habrá muchas maravillas que nos estemos perdiendo, pero a los dueños no les sale rentable y es entendible. Pero cada vez que comía en un restaurante, bajaba un par de pisos y miraba los muros, me preguntaba ¿qué se esconderá detrás de ellos?

Transporte

Horrible. Los autobuses no pasan a las horas marcadas, así nunca sabrás exactamente cuándo van a pasar o si lo harán si quiera. Además, para viajar en transporte público en Roma previamente hay que sacar el billete en un Kiosko, no puedes comprarlo directamente en el autobús, por ejemplo.

Solamente hay 2 líneas de metros puesto a la gran cantidad de impedimentos y construcciones que se encuentran en el subsuelo de Roma, es muy difícil crear líneas de metro. Actualmente se está construyendo una tercera línea.

Se conduce muy mal, que los italianos conducen mal no es fama, es realidad. No respetan las líneas dibujadas en la carretera, las señales de tráfico ni las normas de circulación. Eso sí, entre ellos a penas se cabrean cuando no se cumple la prioridad de paso.

Roma Pass y Omnia Card

Aquí voy a contarte las ventajas de dos tarjetas que pueden que te hagan más fácil el viaje, ya que evitarán colas. Eso sí la información que te dejo es básica, recomiendo que leas bien sus respectivas webs para saber si de verdad te renta.

Roma Pass 72 horas (+ info)

  • Validez de 3 días/72 horas
  • Transporte gratuito en el metro y autobuses municipales
  • Entrada gratis a los 2 primeros museos (elige los más caros, en mi caso cogí el Coliseo y el Foro romano)
  • Entrada con precio reducido al resto de museos (¡Cuidado! porque no entran todos los museos de la ciudad, lee bien el listado de museos que incluye)

Omnia Card (+ info)

Esta tarjeta incluye la Roma Pass y además:

  • Entrada gratuita a la Basílica de San Pedro, Museos Vaticanos (y Capilla Sixtina) y a la Prisión de San Pedro (esta última no se encuentra en el Vaticano, sino en Roma).
  • Acceso rápido a las atracciones anteriores sin colas.
  • Billete gratuito en el autobús turístico (las veces que se quiera).

Roma por zonas

Mapa de Roma

Centro histórico

Campidoglio

La combinación e historia asociada al Capitolio lo convierte en una visita obligada tanto de día como de noche. Al caer la noche la plaza creada por Miguel Ángel es una auténtica maravilla. El Campidoglio es una de las siete colinas originales de Roma y para llegar a él hay que subir una gran escalinata conocida como Cordonata. En este espacio encontramos la Piazza del Campidoglio, el Palazzo Nuovo, el Palazzo dei Convervatori, el Palazzo Senatorio y en mitad de la plaza la estatua de Marco Aurelio.

Capitolio
Capitolio de noche

Foro Romano

Durante casi mil años, el Foro Romano fue el corazón de la antigua Roma y el centro neurálgico de un imperio. Alterado y reconstruido a lo largo de muchos siglos, sus monumentos -superpuestos unos sobre otros- son a menudo confusos. Hoy en sí solamente queda un amasijo de ruinas románticas, pero todavía es el sitio arqueológico más importante de Europa.

Foro
Ruinas del Foro Romano

Palatino

La colina Palatina es una de las siete de Roma y fue cuna de los asentamientos paleolíticos romanos y después de muchos palacios imperiales es uno de los lugares más bonitos. Cuenta con un par de fuentes y bancos que invitan a la contemplación.

Columna de Trajano

Se construyó en honor a la gloria militar del emperador y sus restos descansan allí. Es parte de los Foros Imperiales.

Coliseo

El Coliseo fue construido para promover una buena imagen pública. Los participantes -tanto humanos como animales- entraban en los espectáculos a través del laberinto de pasillos y túneles bajo el suelo de madera de la arena.

Si no quieres esperar mucha cola, visita antes el Foro Romano donde podrás comprar la entrada combinada para ambos sitios.

Coliseo
Coliseo al atardecer

Arco di Constantino

Constantino suele ser considerado el primer emperador cristiano. Es un arco bastante impresionante pero atípico.

Fontana di Trevi

Se construyó hace 240 años. El agua que corre por ella llegó a Roma mediante el Aqua Virgo. El Aqua Virgo es el último acueducto en funcionamiento de Roma, es un enorme acueducto de 20 kilómetros subterráneo.

En la última planta del centro comercial Rinascente Roma Tritone puede verse parte del Aqua Virgo. Y, además, desde la última planta hay unas vistas increíbles de la ciudad de Roma.

Fontana di Trevi
Fontana di Trevi

Piazza di Spagna

Durante más de cuatro siglos ha sido el centro de la Roma no arqueológica. El espacio reúne la Scalinata (escalinta española) y la Fontana della Barcaccia. También se encuentra la embajada española y frente a la gran escalinata la Via dei Condotti, que es la calle con las tiendas más lujosas de toda Roma.

Plaza de España
Plaza de España

Piazza del Popolo

Es un enorme espacio al aire libre que refleja el estilo arquitectónico de París. Es una de las plazas más populares. En el centro de la plaza se sitúa un obelisco egipcio de 24 metros dedicado a Ramsés II. En la plaza se encuentra la Iglesia de Santa María de Popolo en las que hay dos obras de Caravaggio.

Pantheon

Primero fue templo pagano para después convertirse en iglesia cristiana. Es el ejemplo perfecto de la armonía en la arquitectura clásica.

panteón
Panteón de Agripa

Vittorio Emanuele II

Ofrece unas vistas espectaculares de la ciudad desde su terraza superior. La entrada al interior es gratuita.

Manuel II
Vistas desde Victor Manuel II

Piazza Navona

Es una de las plazas más bonitas donde su composición barroca respeta el contorno de un antiguo estadio romano.

San Pietro in Vincoli

La basílica de San Pietro in Vincoli es famosa por albergar en el «Moisés» de Miguel Ángel.

El Moisés de Miguel Ángel
El Moisés de Miguel Ángel

Circo Massimo

Edificio creado para carreras de carros en la Antigua Roma.

Circo Máximo
Circo Máximo

Barrio de Trastévere

Durante siglos fue un barrio marginal donde los antiguos romanos enviaban a aquellos con un pensamiento distinto. En los últimos años ha adquirido un gran aceptación entre los turistas convirtiéndolo en una de las zonas favoritas. Es un barrio bohemio, lleno de vida donde abundan los artesanos, las pequeñas tiendas, los bares y restaurantes. Además, en sus calles puedes encontrar música en directo.

Trastévere
Restaurante del barrio bohemio de Trastévere

Santa María en Trastévere

Es importante porque fue la primera iglesia oficial de Roma, cuando aún no estaba extendido el catolicismo por el imperio romano. Cuenta la leyenda que de la tierra brotó un chorro de aceite mineral y los antiguos cristianos lo interpretaron como el anuncio de la llegada de Cristo.

La fuente de la plaza exterior es la más antigua de Roma y, aunque reconstruida, mantiene su forma original.

Barrio judío

El guetto judío se creó en 1555 cuando el Papa Paulo IV emitió una bula donde ordenada a la comunidad judía a trasladarse al otro lado del río, ya que vivía en la actual Trastévere. Los judíos fueron confinados a un área de menos de 1,3 hectáreas. De esta forma aislaron a los judíos. Vivieron en el gueto durante casi 300 años hasta que la bula se abolió formalmente en 1883. El gueto está delimitado al norte por la Torre Argentina que es el lugar del asesinado a Julio César.

Si quieres hacer un recorrido para no dejar nada sin ver sigue la siguiente ruta:

Empieza el paseo por Largo di Torre Argentina y dirígete a la fuente de las tortugas, por Via dei Funai baja hasta Santa María in Campitelli. Verás el Tempio di Apollo Sosianus y llegarás a Via del Teatro di Marcello, sigue por esta via hasta San Nicola in Carcere y por Via Petroselli ve hasta el Tempio di Portunus.

Visita también el Forum Boarium y llega hasta la iglesia de Santa María in Cosmedin donde se encuentra la Boca de la Verdad (Bocca della Veritá). Sigue hasta el Tempio di Ercole y continúa por Lungoteverde D. Pierleoni hasta el Ponte de Fabricio. Cruzando este puente llegas a la Isola Tiberina que te la explico en el siguiente apartado.

Frente al Ponte Fabricio se encuentra la Via del Portico d’Ottavia, al inicio de esta calle verás a tu derecha la Sinagoga y a la izquierda el Teatro di Marcello, si continúas por esta via llegarás a Sant’Angelo in Pescheria hasta terminar en Casa di Lorenzo Manilio.

Ruta por el barrio judío

Isola Tiberina

Es una isla situada en medio del río Tíber que siempre se ha asociado con la religión y la medicina. Es la sede de un importante hospital, una iglesia del siglo XII y de la pequeña sinagoga Panzieri-Fatucci, una de las más antiguas de Roma.

Isola Tiberina
Isola Tiberina desde el otro lado del puente

Iglesias barrocas

San Clemente

Iglesia de varios niveles fundada en el siglo IV en honor al mártir san Clemente. Llama principalmente su atención por su extraordinario techo dorado.

Sant’Agostino

Iglesia que recoge varias obras importantes; el altar fue rediseñado por Bernini, el fresco del profeta Isaías de Rafael y «Madonna dei Pellegrini» de Caravaggio. Está última fue muy controvertida en su tiempo porque pintó a los peregrinos muy realistas (se aprecia la suciedad en sus pies), a la virgen en una postura muy natural y, además, se cuenta que para pintar la cara de la virgen se inspiró en una prostituta y era reconocible. Lo peor fue cuando en el Vaticano reconocieron a la prostituta, de tal forma que quedaron al descubierto. Para sofocar el escándalo la colocaron en Sant’Agostino porque si una iglesia la aceptaba significaba que no iba en contra de sus principios y, por tanto, el escándalo se desvanecía.

San Ignacio de Loyola

En su techo puede observarse una ilusión óptica asombrosa, en mitad de la iglesia hay colocado un espejo que apunta al techo para que no te dejes el cuello observando esta maravilla artística de Andrea Pozzo. Esta técnica se llama Trampantojo (trampa al ojo).

Andrea Pozzo
Techo pintado por Andrea Pozzo

San Luis de los franceses

Es el lugar de culto de los franceses en Roma. Es valiosa porque en ella se encuentras 3 obras maestras de Caravaggio «La Vocación de San Mateo» , «El mártirio de San Mateo»  y «La inspiración de San Mateo» de Caravaggio.

San Eustaquio

Es la iglesia más humilde, sin obras de valor dentro de ella y con peligro de hundimiento. Pero su valor principal reside en que acoge a todas las personas necesitadas de Roma y da de comer y cenar a quien lo necesite y se acerque. A las horas de proveer de comida se retiran los bancos y se colocan las mesas. Además en un lateral de la iglesia hay montada una «cocina» donde se prepara la comida. Es llamativa esta iglesia que hace sus funciones de iglesia y de comedor social.

El Vaticano

Es la ciudad-estado independiente más pequeña del mundo y a pesar de ello tiene mucho poder e influencia. Cuenta con su propia oficina de correos, sistema judicial, farmacia, gasolinera, estación de ferrocarril, comisaría, canal de televisión, policía, periódicos diario y programas de radio.

El último domingo de cada mes entrada gratuita a los museos del Vaticano. Horario de 9 a 14 horas. Para disfrutar bien es necesario hacer la cola desde las 7-7.30.

Basílica de San Pedro

Construida sobre la tumba de San Pedro es el centro del catolicismo y la mayor iglesia cristiana.

Basílica de San Pedro
Baldaquino de San Pedro, obra de Bernini

Museo del Vaticano

Sus obras abarcan un gran período de tiempo y contiene piezas de distintos orígenes, pero lo más impresionante es que cuenta con salas enteras pintadas por Rafael y los frescos del techo de la Capilla Sixtina. Te dejarás del cuello al intentar capturar cada detalle de cada habitación y dudarás de si las pinturas son en 3D o 2D.

Dentro del Museo de Vaticano hay muchos submuseos y galerías, cuenta que echarás allí unas cuantas horas, dependiendo de tu interés por el arte. Para llegar a la Capilla Sixtina tendrás que hacer un recorrido inmenso que pareciera que nunca llegas a ella, además del ritmo lento por la gran cantidad de turistas. Y estoy hablando del camino corto hacia la Capilla Sixtina, hay otra ruta más larga.

Museo Vaticano
Techo de una de las salas del Museo del Vaticano

Alrededores del Vaticano

Piazza Cavour

Es una plaza preciosa donde puede verse la parte de atrás del Palacio de la Justicia.

Plaza cavour
Plaza Cavour

Palacio de la Justicia

Construido entre 1889 y 1911 por Calderini. Tiene una gran escalinata ya que hubo que reforzar los cimientos porque la cercanía al río hacía que fuera muy difícil que se mantuviera en pie. Actualmente tiene peligro de derrumbe, por ello no hay obras de valor dentro y hay alas del palacio que están cerradas. No sé sabe si en 50 años seguirá en pie. El proyecto original era más ambicioso, con una tercera planta, pero se renunció a él por la escasa resistencia del terreno.

Como curiosidad, en Italia había mucha corrupción por tanto este palacio era símbolo de cambio y lucha contra la corrupción. El primer caso que se le asignó al Palacio de la Justicia fue estudiar las irregularidades de su propia construcción. Y se descubrió que Calderini inflaba los presupuestos y se quedaba con parte de la pasta.

Palacio de la Justicia
Parte trasera del Palacio de la Justicia

Castel Sant’Angelo

Fue construido como mausoleo por el emperador Adriano, pero también ha sido una fortaleza, una prisión, un refugio papal, un cuartel y un palacio de reposo.

Castel Sant'Angelo
Castel Sant’Angelo

Passeto di Borgo

El Passeto di Borgo es un pasaje que usan los pontífices como forma de escape ante ataques y asaltos, conecta el Castel Sant’Angelo con el Vaticano. Es un corredor de 800 metros de largo a 14 metros de altura. En «Ángeles y demonios» de Dan Brown este pasaje desempeña un papel clave.

El corredor también ha sido partícipe de escándalos en el pasado, por ejemplo cuando ciudadanos veían pasar por él a mujeres que ejercían la prostitución.

Otros lugares de interés

Obeliscos

Los obeliscos en Roma fueron elaborados en Egipto en el período romano, un obelisco es el trofeo más preciado para un conquistador romano tras una victoria. Simbolizan la divinidad y la inmortalidad para los faraones. Se utilizaban como decoración en templos, mausoleos y circos. Después pasaron a ser símbolo de poder de los papas.

Monte Gianicolo

El monte Gianicolo se extiende desde el Trastévere hasta el Vaticano. Vista panorámica de la ciudad.

Jardín de los naranjos

Ideal para ver el atardecer. Un poco más arriba encontrarás la mirilla de los Caballeros de Malta desde donde se ve la cúpula del Vaticano.

San Pietro in Montorio

Es la actual Academia de España en Roma.

Catacumbas

Las catacumbas son hoy un testimonio intacto de la Antigüedad y llaman mucho la atención de los turistas. En Roma se pueden visitar varias.

Gastronomía

Heladería más antigua

El helado en Italia está riquísimo, así que no pierdas la oportunidad de probar su infinidad de sabores en distintas heladerías. La heladería Giolitti es la más antigua de Roma, fundada en 1890.

Gelato
Helado yogur y granada de Giolitti

Piazza Campo dei Fiori

Bulliciosa plaza que se llena de puestos de productos frescos y pescado de lunes a sábado por las mañanas, y por la noche los turistas e italianos cenan en sus trattorias. Los bares se mantienen abiertos hasta tarde.

Recomendaciones

El precio de la consumición varía si se toma en barra o sentado. Un café en barra puede ser de 1,20€ mientras que en mesa pagarías el doble.

Antes de ir a Roma también pedí recomendaciones, así que algunas de las que te pongo a continuación son recomendaciones que me hicieron. En cursiva voy a poner aquellas que he probado yo misma y recomiendo. La selección de restaurantes corresponde a sitios fuera de lo turístico con muy buena calidad-precio.

Centro histórico

  • Pasta Imperiale, lo más rico el tiramisú
  • Pizzería Montecarlo (no se puede pagar con tarjeta, sólo efectivo)
Pizzería Montecarlo
Servilleta de la Pizzería Montecarlo

Trastévere

  • Grazia e Graziella
  • Carlo menta, muy barato
  • Casetta di Trastévere
  • Dar Poetta
  • Pizzeria L’Archetto

Barrio judío

Las alcachofas es el plato típico de este barrio, las ofrecen en todos sus restaurantes y puedes ver cómo las preparan en la calle.

El Vaticano

  • Dal papa, extraordinarias hamburguesas y cerveza artesanal cerca de la plaza de San Pedro y a un muy buen precio.

Ejemplo de itinerario para 4 días

Día 1

Por la mañana recorrido por los principales monumentos y plazas del centro histórico. Se puede coger un free tour general de Roma para en 2 horas ver lo principal.

Por la tarde visita al Coliseo, Foro y Palatino.

Por la noche paseo por la zona del Campidoglio y Vittorio Emanuele II.

Día 2

Visitar el resto del centro histórico, hacer una ruta temática (iglesias, jardines…) o visitar los alrededores de Roma. Para terminar a media tarde visita por el Trástevere, cena y paseo por este barrio bohemio.

Día 3 

Dedicar el día a los alrededores del Vaticano y El Vaticano.

Día 4

Dedicar medio día al barrio judío y la Isola Tiberina. El otro medio dedicarlo a terminar de ver el centro histórico, visitar lugares de interés, ver algún museo, etc.

Es importante que las entradas al Vaticano y a los diferentes museos las cojas con anticipación, ahorrarás mucho tiempo.

Hay muchos tour guiados y free tour por zonas específicas o temática que te ahorrarán tiempo y en los que aprenderás mucho.

Espero que esta guía te haya servido como inspiración para programar tu viaje a Roma. Si ya las visitado, agradecería que en los comentarios dejarás recomendaciones para hacer esta guía más completa o simplemente dejes tu opinión.

Referencias externas

Entradas creadas 29

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Entradas relacionadas

Comienza escribiendo tu búsqueda y pulsa enter para buscar. Presiona ESC para cancelar.

Volver arriba