Charla: Psicología positiva aplicada a la cuarentena

Las horas muertas son el momento perfecto para que la imaginación se dispare, por eso acudí a Instagram a buscar inspiración. Terminé con varios temas interesantes entre manos y gente cercana capaz de ahondar en ellos. Y yo feliz. Sólo faltaron un par de días de preparación y contar con la ayuda de una buena amiga para lanzar una charla informal entre amigos. El sábado 25 de marzo hicimos un Live compartido en Instagram y en este post recojo el resumen de la puesta en común, las valiosas palabras de María y las recomendaciones que los espectadores compartieron.

Soy de las que creo que compartir experiencias hace que quien las escuche crezca y recibir feedback crea riqueza. Qué necesario es escuchar en un mundo de personas que sólo oyen.

Gracias a María López-Romero por compartir su aprendizaje y experiencia conmigo. (Lleva años haciéndolo en los bares, pero nunca con tanto público y eso me emociona). Y gracias a quienes estuvisteis del otro lado por que como dijo María «lo más valioso del ser humano es su tiempo y nos lo habéis dedicado». 

Pautas básicas para conectarse con uno mismo

En ocasiones en complicado encontrar la sintonía con uno mismo, es muy importante equilibrar la mente y el cuerpo. Cada persona es un mundo, eso lo sabemos de sobra, y es por ello tan necesario conocerse, escucharse y cuidarse. Existen pautas universales, sí, específicas, también, pero cada cual debe imponerse sus propios límites y encontrar su forma de vida. A veces no sabemos qué nos ocurre o no nos hemos parado a escuchar, es muy importante escuchar nuestro cuerpo porque todo lo que la mente grita e ignoramos, acaba por exteriorizarse en nuestro cuerpo.

Pararse a reflexionar

Hazte preguntas y analiza el estado de tu mente: ¿Cómo de fuerte está mi mente? ¿Cómo de sana está? ¿Estoy siendo feliz? ¿Con qué disfruto? ¿Para qué trabajo? ¿Cuál es mi objetivo?

Es necesario aprender a poner el foco en las cosas positivas, en lo que tenemos, y no en lo que anhelamos. El exterior no podemos controlarlo (y menos en estos momentos), lo único que podemos controlar es nuestro mundo interior. Solemos ser más afortunados de lo que pensamos y no valoramos lo que tenemos. También somos más fuertes de lo que pensamos. Si dudas de esto último, te invito al ejercicio de que pienses las situaciones más duras a las que te has enfrentado y te des cuenta cómo saliste de ellas. Y todo lo que aprendiste en el camino.

Aquello que te pone contra las cuerdas te hace más fuerte.

¿Cómo alejarnos del miedo?

El miedo es normal, nos hace seres emocionales. Debemos enfrentarnos a él tomando acciones que nos ayuden en nuestro día a día. Los cambios nos aterran es cierto… ¿El truco? Empieza el cambio hoy.

Metas pequeñas y realizables

Si planteamos grandes metas lo más seguro es que fracasemos y el fracaso nos llevará directamente a la frustración. En nuestra cultura el fracaso está muy mal visto, cuando en realidad quien más fracasa y sigue intentándolo es quien alcanza el éxito. Los objetivos deben ser realistas y a corto plazo, poco a poco. Si lo vas alcanzando cada vez te sentirás más fuerte y con más ganas de conseguir los siguientes objetivos.

Cuidarse

Suena fácil ¿cierto? Para poder cumplir todo lo anterior hay que cuidarse física y psicológicamente. Cuidar el descanso y la alimentación. El cuerpo es sabio y nos termina hablando, si dormimos mal deberíamos buscar el origen del desvelo.

Durante esta cuarentena muchas personas se están empezando a conocer, a conectar con su cuerpo y mente. Existen muchos métodos como la meditación, la cocina, el ejercicio… Además, es necesario tener cuidado con la sobreinformación, porque estaremos peor informados, con más miedo y eso puede traducirse en menos calidad del sueño.

La vida nos ha obligado a paranos, a estar en casa 24 horas sin saber qué hacer. Tampo tiempo en casa empezamos a esuchar a nuestra cabeza y nos cuesta lidiar con nuestros pensamientos. En este punto hay que tener cuidado porque si nuestros pensamientos son negativos van a destruirnos, vamos a autodestruirnos. Es importante estar sano para tener mejores pensamientos, al final somos lo que pensamos.

La importancia de estar conectados

¿Qué es lo que más hablas con la gente a través de videollamada? ¿Cuentas lo bueno o te quejas de todo? ¿Qué es lo que escuchas acciones positivas o negativas?

Las videollamadas nos satisfacen la necesidad de saber del resto y nos dan el apoyo social que tanto necesitamos. Esto cambiará la manera de comunicarnos en el futuro.

Marca tu propio ritmo

No te agobies por lo que el resto de personas hacen, no te midas de la misma manera. Encuentra tu lugar, no intentes seguir el ritmo de otras personas si no se ajusta a ti. Adapta tu vida a ti. Recuerda que todos estamos en la misma tormenta, pero en diferente barco.

Ordena tu vida

Si ordenas tu vida sacarás de ella aquello que no te aporta, después ordenarás tu casa, lo más tangible. Al final terminarás volviéndote más minimalista y viviendo únicamente con lo que necesitas.

Incorporarse poco a poco

Hay que volver con calma a la normalidad cuando todo termine. No retomar los mismos ritmos a los que acostumbrábamos, hacerlo paulatinamente.

Ejemplos de técnicas sencillas para aplicar

Lo que le dices a tu mente es muy importante. Si hablas a tu mente en negativo no avanzarás o te atreverás a dar los pasos necesarios para cambiar. Crear positivismo alrededor ayuda a crecer. Dicen que eres la media de las 5 personas con las que te juntas. Acabas adquiriendo su negatividad o positividad, de ahí la importancia de las personas que te rodean. Hay que saber identificar a las personas que nos roden aunque sea difícil.

Ejemplos fáciles para crear un entorno positivo:

  • Tómate las horas de la comida como tiempo para ti, para disfrutar de lo que estás saboreando y no con las prisas de qué es todo lo que tienes que hacer después.
  • Plantéate 3 objetivos diarios: uno social, uno personal y otro profesional. Metas pequeñas y realizables.
  • Prepara un ambiente relajado según vaya acercandose la hora de irte a la cama (volumen más bajo de la música, series que no alteren demadiado, meditación, luces tenues…).
  • Agradece diariamente lo que tienes al acostarte y no pienses en lo malo del día.

Positivismo tóxico

El positivismo tóxico hace incapié en un positivismo que no se adapta a la realidad del momento, es excesivo y carece de ayuda. Las emociones negativas también son importantes, principalmente porque están ahí, dentro de nosotros y seguirán estando aunque no queramos. Son inevitables.

Hay que ser realista y saber que en la vida hay que afrontar situaciones difíciles. Pero en una situación de dificultad hay dos opciones: sentirse bien o mal.

«Todo puede serle arrebatado a un hombre, menos la última de las libertades humanas: el elegir su actitud en una serie dada de circunstancias, de elegir su propio camino. ¿No podemos cambiar la situación? Si no está en tus manos cambiar una situación que te produce dolor, siempre podrás escoger la actitud con la que afrontes ese sufrimiento.» Viktor Frankl 

 

Algo parecido dice el budismo «El dolor es inevitable, el sufrimiento es opcional».

El 95% de las casuísticas que pensamos no suceden. ¿Cómo piensas en pasado, presente o futuro? El pasado genera angustia y el futuro estrés. Con la cuarentena muchas personas están viviendo el presente ahora más que nunca y quizás esto sea una aprendizaje para el futuro. Hay que pensar en el pasado y futuro, tener un hueco para estos dos espacios temporales pero que ninguno de ellos ocupe la mayor parte de nuestra mente.

Crear hábitos

La manera en la que pensamos es un hábito. ¿Qué es un hábito? Es una serie de acciones que se repiten y cuesta ningún esfuerzo. La acción se genera por la emoción y la emoción por el pensamiento. Cuando pensamos en negativo, sentimos en negativo y actuamos en negativo. Cuando pensamos en positivo, sentimos en positivo y actuamos en positivo, esto crea un nuevo pensamiento positivo. Se crea un círculo.

Han calculado que un hábito se convierte en hábito a partir de las 3 semanas (21 días). Al principio cuesta, cada día cuesta más, hasta que es algo natural que nace de uno mismo. Si al principio lo detestas ayúdate creando un ambiente que sí te guste; juega con la música, las velas, luces… intenta disfrutar de esos días hasta que se convierta en un hábito y ya no cueste esfuerzo ponerte a ello o disfrutarlo.

Recomendaciones

¿Quieres saber más? A continuación dejo una lista de recomendaciones:

  • Película Inside Out, trata sobre las emociones y enseña que la alegría y tristeza se complementa.
  • Libros: La trampa de la felicidad de Russ Harris, El monje que vendió su Ferrari de Robin Sharma y La vida te está esperando Javier Iriondo Narvaiza.
  • Expertos que comparten su conocimiento: Elsa Punset, Victor Küppers y Emilio Duró

Estaré encantada de añadir más recomendaciones a la lista, de saber en qué momento te encuentras o de leer tu opinión. Déjame saber en los comentarios. De nuevo, gracias.

Entradas creadas 34

4 pensamientos en “Charla: Psicología positiva aplicada a la cuarentena

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Entradas relacionadas

Comienza escribiendo tu búsqueda y pulsa enter para buscar. Presiona ESC para cancelar.

Volver arriba