Sin pedir permiso

Estimado Capitán, Me cansan los perdones repetidos saliendo de la boca para acabar con una conciencia que estando limpia, otros ensucian. Como si fuera sencillo escribir la historia propia sin salir de un guion previamente definido, cuando los que amamos las letras nos horrorizamos con las líneas rectas de un discurso ya repetido. En tantas… Seguir leyendo Sin pedir permiso

Flotando en el mar

Estimado Capitán: Hay días que duran un parpadeo, mientras otros clavan las manecillas del reloj marcando las tres cuarenta. La principal diferencia radica en el deseo y la segunda en el peso de las decisiones. Cuanto más grandes más malabares hay que hacer en el interior para no perder el equilibrio -que con miles de… Seguir leyendo Flotando en el mar

Cuerpo devastado

Estimado Capitán, No sé cómo contarte que, en ocasiones, destierro a la ironía y pongo cara seria para asustar a quien venga con prisas de dejarme un maltrecho y agujerearme el pecho. Tantos atropellos en los últimos años que ya no sé vivir sin prisas, atascada en el tráfico de una gran ciudad mientras camino… Seguir leyendo Cuerpo devastado

Papel y tinta

Estimado Capitán, Estoy aquí augurando finales que nunca llegan, principios que nunca empiezan. Simulando ser un bolígrafo que no deja de escribir porque aún le queda tinta y papel. Disfrazándome del papel que aún impregnado de tinta busca alzar el vuelo. Ser libre en un mundo de fronteras significa enjaular canciones pegadizas porque erez incapaz… Seguir leyendo Papel y tinta

Muelles en la arena

Estimado Capitán, La arena blanca de la playa que lleva a un pequeño muelle de madera, desgastado por las olas y las horas, parece anunciar que el fin del mundo se encuentra en el paraíso. Mientras nosotros impasibles por las miradas recorremos cada rincón, sabiendo que el final no está en un océano sino bajo… Seguir leyendo Muelles en la arena

Todo es posible

Estimado Capitán:  Pasear por Central Park nevado, en una ciudad que ha tomado un ritmo más pausado desde que la pandemia se instaló en nuestras vidas, me ha emocionado. Nueva York blanca y acompañada por sus luces navideñas se ha convertido en el escenario idóneo para la película de la vida de cualquiera. Así me… Seguir leyendo Todo es posible